Cuando era pequeña escuchaba esta palabra disciplina y pensaba en algo autoritario, algo rígido, algo que me impedía ser libre, y crecí con esa idea, de que la disciplina me iba a quitar lo espontaneo.
Cuando empecé a tomar clases de yoga experimente una sensación de reto, y me gusto mucho, me gusto tanto, que empecé a tomar mis clases con mucha constancia y disciplina, luego tome mi primera Formación de maestros de yoga, y en la que en las lecturas que hicimos había una frase que decía:
“NO HAY LIBERTAD SIN DISCIPLINA”
Y se me quedo muy grabada, pues yo había asociado siempre la disciplina con falta de libertad, y aquí me estaban diciendo exactamente lo contrario, sin embargo, todavía no lo comprendía aunque por otro lado estaba actuándolo, estaba siendo muy disciplinada con mis clases.
Después tome otra formación de maestros con un nuevo enfoque, y también en una de las lecturas decía:
“DONDE HAY DISCIPLINA, EXPERIMENTAS LA PRESENCIA DE DIOS”
Y es ahí donde empecé a entender que la disciplina es el ingrediente esencial para hacer de cualquier cosa a la que te quieras dedicar, un acto de amor.
Es así como cada día me levanto muy tempranito a meditar, por que se que es un acto de amor hacia mi misma, que esa ofrenda que estoy haciendo a mi propia existencia me trae siempre muchos regalos y bendiciones.
Y yo hablo mucho con mis alumnos y con los que estoy preparando para ser maestros de yoga, que la disciplina es su mejor amigo, que si abrazan la disciplina, sus vidas se volverán una bendición.
¿te gustaría aprender a ser maestro de yoga?
¿te gustaría entrar en este viaje de auto conocimiento y libertad ¿
Ya iniciamos las inscripciones para nuestro ciclo 2020. Iniciamos en Enero.
Información en: www.muktistudio.com

Share This
A %d blogueros les gusta esto: