En mis clases de yoga siempre practicamos pranayamas (ejercicios de respiración), ya que la respiración es una parte muy importante en nuestra practica de yoga, regula tu estado mental, tus emociones, tu energía, etc.

La práctica de la respiración es tan importante que yo les digo a mis alumnos que podríamos practicar solo pranayama y tendríamos muchos mas beneficios que si solo practicáramos asanas( posturas de yoga).

Hay una frase de Yogui Bajan que dice: “si tu controlas tu respiración controlas todas las situaciones de tu vida”

“Ninguna practica de yoga es completada sin la maestría del pranayama”

Yoga-Life

El pranayama posee un significado y sentido especiales en Yoga. Prana es la respiración, el aire y la vida misma.

El pranayama, tiene por objeto no solo aportar salud y equilibrio en nuestro cuerpo físico, mente y emociones, sino también purificar todo el sistema nervioso, con el fin de poder ser mas conscientes y tomar mejores decisiones en nuestra vida.

Asi que como pueden ver el pranayama es una práctica de yoga muy poderosa y una gran herramienta en nuestra vida.

El pranayama es una práctica, requiere dedicación como cualquier practica de yoga, pero aquí les voy a dar unos tips para empezar a tomar consciencia de nuestra respiración, (es un buen comienzo)

Toma una postura sentado de preferencia sentado en el suelo, sobre uno o dos cojines, con las piernas cruzadas y la espalda recta. Si te es difícil mantener la espalda recta sentado en el suelo, siéntate en una silla en la orilla de la silla y mantén tu espalda recta, y tus vertebras cervicales abiertas, es decir tu cuello relajado, pero con la barbilla ligeramente inclinada hacia el pecho (ligeramente).

Cierra tus ojos y comienza a observar tu respiración, date cuenta como respiras, no trates de cambiar nada, solo date cuenta.

El solo hecho de observar tu respiración ya hace que esta se modifique, y en ese darte cuenta puedes sentir si respiras fácilmente o te cuesta respirar.

Continua unos minutos observando solamente, tal vez con este hecho de solo observar tu respiración, entres en un estado de calma y respirar se vuelva más fácil y disfrutable.

A continuación, comienza a inhalar y llenar tu abdomen la parte más baja, que tu abdomen se infle al inhalar, y se desinfle al exhalar, hazlo suave, es sutil, no te esfuerces demasiado, solo sé consciente de que al inhalar se infle hacia afuera, y al exhalar se desinfle.

Hazlo por unos 3 o 4 minutos con tus ojos cerrados, si te cuesta sentir tu abdomen, pon tus manos en tu abdomen bajo y siente este movimiento, (suave, gentil).

Este es un buen comienzo, si puedes practicarlo diario por 3 o 4 minutos te darás cuenta después de un tiempo que este pequeño ejercicio trae cambios en todo tu ser, tu cuerpo, tu mente, tus emociones.

 

¡¡Aprecia tu respiración, es un regalo de vida!!!

Si quieres aprender más sobre el pranayama te invito a tomar clases en Mukti Studio.

Un saludo y hasta la próxima.

Marissa Esparza Yoga.

 

 

 

 

 

 

Share This
A %d blogueros les gusta esto: